jueves, 21 de septiembre de 2006

Looking for veritas


Lo digo como uno de los muchos ejemplos curiosos que ilustran cómo mi cambio de opinión surgió realmente no de influencias extrañas sino de mi propia actividad mental y las circunstancias de mi entorno"


Palabras de Newman en su Apologia pro vita sua que leo estos días. Voy descubriendo la talla de un hombre de honestidad intelectual y rectitud moral. También de él esta definición breve pero certera del liberalismo teológico:


La verdad es que yo comenzaba a preferir la excelencia intelectual a la moral"


La ilustración, una pintura de Newman en torno a 1840, por cortesía de Terzio.

No hay comentarios: